energias-renovables

¿Has escuchado acerca del ‘boom’ de las energías renovables?

Dentro de la clasificación de las distintas fuentes de energía, las energías renovables se entienden como toda aquella producción de electricidad que se obtiene de fuentes naturales virtualmente inagotables, unas por la inmensa cantidad de energía que contienen, y otras porque son capaces de regenerarse por medios naturales.

Pese a todas estas características positivas, por mucho tiempo la utilización y explotación de este tipo de fuentes se mantuvo marginada dentro de los mercados industriales alrededor del mundo, siendo muy inferior el índice de inversión en estos modelos en comparación con otras fuentes más dañinas y menos abundantes de energía.

Sin embargo, en el presente la historia es distinta. Hoy en día los distintos avances relacionados a la temática energética han dado la vuelta a los modelos de inversión relacionados a este sector. Cada día, múltiples sectores comerciales privados y gubernamentales apuestan de manera segura al sector energético renovables, dando fe de la funcionalidad y seguridad que estos ofrecen.

Inversión y confianza: Países que apuestas en la energía renovable

Tras la realización de la Conferencia Europea de Berlín que tuvo lugar en 2004, la Unión Europea se propuso una meta ambiciosa para ese momento: que en 2020 se llegará a un 20% de uso de energías renovables en el consumo total de energía de su continente y lo quizás para ese momento fue una meta arriesgada, para el año 2012 la media fue de un 14%.

Este crecimiento constante ha sido un punto de motivación para cientos de países que en la actualidad invierten de su presupuesto nacional para garantizar el desarrollo de estos modelos energéticos.

Dentro de los gigantes que han comenzado a invertir en estas fuentes, destaca la República Popular de China al plantear invertir 364 mil millones de dólares en energía renovable para el final de la década, esto con el fin de reducir las emisiones contaminantes del que es quizás uno de los países con mayor consumo eléctrico en el mundo, dibujando panoramas similares a los de países como la India y Estados Unidos.

Dentro de la región, uno de los mayores ejemplos de desarrollo es el caso de Costa Rica, el cual para el 2016 tan solo el 1.6% de su energía no fue renovable, un ejemplo innegable de desarrollo al considerar que dicha nación no aplicaba este tipo de modelo energético en tan solo década pasada.

En el caso de Honduras el avance es observable, puesto que en los últimos años el índice de consumo de energías no renovables ha pasado de ser la principal fuente a tan solo un 48% de la energía total producida, un paso pequeño pero constante hacia el desarrollo energético.

energia_cinetica_e_molitoria

Energía Cinética: ¿Para qué nos sirve en nuestra vida cotidiana?

La Energía cinética se entiende como aquella energía asociada a los cuerpos que se encuentran en movimiento, depende de la masa y de la velocidad del cuerpo. Esta, como fuente de energía, posee ciertas ventajas y desventajas, así como también se encuentra presente en distintos ámbitos de nuestra vida diaria.

Acompañanos y conoce un poco más de sus aplicaciones, ventajas y desventajas en la siguiente infografía:

2018-11-14

enee-postes

Energía en Honduras: ¿Sabes cuáles son sus principales fuentes energéticas?

La energía, el principal combustible de desarrollo de una nación, es un punto de suma importancia al momento de conversar sobre el desarrollo de un país. En Honduras, dicho caso no es diferente.

En el pasado, con el fin de poder satisfacer la vasta demanda energética necesaria para para poder complacer el estilo de vida regular de sus habitantes, la producción energética del territorio hondureño dependió por muchos años de la explotación de fuentes de energía térmica, es decir, producción de energía eléctrica producida en base de la combustión de hidrocarburos fósiles derivados del petróleo.

Esta actividad, si bien fue necesaria al momento, representa una apuesta arriesgada al resultar en procesos que producen una representativa contaminación para el medio ambiente aledaño a la zona de explotación de dicha energía, sin mencionar también el hecho de que este es modelo energético completamente dependiente de los precios establecidos dentro del mercado internacional del petróleo, lo cual representaba un alto riesgo para la seguridad energética de nuestra nación.

 

Energía Honduras: Nueva matriz energética de la nación

Pese al hecho de que en el pasado la energía producida en territorio hondureño pertenecía casi en su totalidad a fuentes no renovables, la realidad ya es otra. Hoy en día, y según el alentador informe presentado recientemente por el Enee, la mayoría de la electricidad generada en Honduras tiene su origen en fuentes totalmente renovables, siendo en su totalidad promediada un sólido 51% de energía limpia frente a un 49% de origen térmico.

Estas cifras representan un gran avance tecnológico dentro del territorio el cual apenas en el 2007, tenía una capacidad instalada de apenas un 6% de generación renovable y no convencional, viendo un considerable crecimiento de los siguientes años hasta registrar el 51% presente en la actualidad.

Sumado a esto, en Honduras los porcentajes de producción energética renovable se encuentran bastante distribuidos entre distintas fuentes de explotación, siendo la mayor generación limpia la que proviene de la energía renovable privada con un porcentaje promedio de 32% y la producción de energía hidráulica por parte de la Enee que representa el 19%; mientras que en paralelo, la generación térmica privada sigue representando el 40.81%.

Estos datos dejan claro la lata variedad energética que hoy se presenta dentro del territorio, el cual si bien es cierto que en el pasado se mantenía atrasado al ser dependiente de un solo modelo energético, hoy en día se abalanza hacia el futuro del desarrollo energético.

energia-radiante

¿Por qué la luz solar se considera la principal fuente alternativa de energía radiante?

La luz solar es un tema recurrente al momento de conversar sobre las fuentes alternas de energía, y es que pese a que es poco aplicada alrededor del mundo en comparación con otras fuentes de explotación, esta es hoy en día considerada como la principal fuente de energía alterna disponible en la naturaleza.

Ahora, ¿qué es lo que realmente hace este tipo de energía una opción tan atractiva para los científicos del mundo ligados a la explotación en energética?

 

La energía radiante como alternativa energética

Antes de comenzar a hablar de la energía solar como punto central, es necesario que entendamos ciertos conceptos ligados a este tipo de fuentes de producción de electricidad, lo que significa en este caso definir qué es realmente una fuente de energía radiante.

La energía radiante llamada también como energía electromagnética, se entiende como un tipo de energía transmitida de manera directa y por medio de un tipo específico de partícula conocido como fotón, la cual es única en su capacidad de interactuar con la materia para transmitir de manera constante una cantidad regular de energía.

Esta partícula está presente dentro de distintos tipos de emanaciones como las ondas electromagnéticas, los rayos ultravioleta, los rayos infrarrojos, las ondas de radio y la tradicional luz visible.

Asimismo, este tipo de energía conocida como una de las más abundantes, suele emanar de cuerpos calientes o productores de luz y rayos ultravioleta, de este modo, el sol al ser una fuente constante de luminosidad y emanación de fotones, se entiende de manera correcta como una fuente inagotable de altas cantidades de energía que no producen ningún tipo de daño al medio ambiente como se conoce.

 

Paneles solares: un sistema perfecto de recolección de energía solar

El sol es una fuente inagotable y limpia de producción energética. Esto se debe a que la instalación de plantas solares conectadas a la red eléctrica son el futuro para un desarrollo sostenible.

Todo esto se debe a que el funcionamiento de los paneles solares como recurso de recolección, se basan en el efecto fotovoltaico que se produce cuando sobre materiales semiconductores previamente preparados, reaccionan ante la radiación solar produciendo electricidad tal y como ya he mencionado anteriormente.

Estas células fotovoltaicas, las cuales se combinan de muy diversas formas para generar el voltaje con la potencia y la regularidad desead, permite conseguir que la energía solar se acabe convirtiendo en energía que se puede consumir de manera segura y sin ningún tipo de complicación ni para el medio ambiente, ni para el estilo de vida regular de los seres humanos.