tortuga golfina

#CapacidadDeSalvarme Una iniciativa pensada en el bienestar de todos y la ayuda de todos

Cada año, el periodo de veda de la Tortuga Golfina comienza con el amanecer abriéndose paso por las hermosas costas del Golfo de Fonseca. Y por más de 9 años este proceso ha sido el estandarte fundamental de nuestra compañía Lufussa, que en profunda conexión con el medio ambiente y la fauna endémica de nuestra región, elabora acciones directas para preservación de una especie tan importante para nuestro país.

Por si algo es necesario reconocer, es la indispensable ayuda con la que contamos en el desarrollo de estas actividades: Las comunidades aledañas.

 

Trabajadores y pescadores: Un equipo con mira en la preservación

 

Las actividades para salvar a las tortugas golfinas comienzan desde la veda de huevos hasta la posterior eclosión. Y al momento que las tortugas alcanzan el tamaño necesario, se realiza la liberación en el mar a orillas del Golfo de Fonseca en un emotivo espectáculo de vida. Sin embargo, este proyecto no es sólo empresarial, ya que contamos con la especial ayuda de la comunidad organizada que brinda su apoyo en el desarrollo de dichas actividades.

 

Desde Lufussa, cada año brindamos el presupuesto para la compra de materiales, adquisición de combustibles, pago por asistencia técnica en la incubación de huevos, liberación y tabulación de datos biológicos, entre otras actividades ligadas con la preservación de la tortuga golfina.

 

Pero todo este esfuerzo puede ser logrado gracias al el apoyo incondicional de pescadores que anteriormente consumían y comercializaban los huevos de las tortugas, pero que a partir de la veda dedican todo su esfuerzo en cuidado de los miles de huevos desovados durante esta época del año.

 

De este modo, se consolida la entrega de más 350 empleos indirectos a familias de las comunidades ubicadas a las cercanías del Golfo de Fonseca; mientras se brinda apoyo con la entrega presupuestada de comida y recursos para que puedan brindar bienestar a sus hogares durante el tiempo de la veda.

 

Trabajo en conjunto y resultados que dan de que hablar.

 

Para la fecha, es posible contabilizar la liberación de más de 400,000 pequeñas tortugas, gracias al esfuerzo en conjunto de cada uno de los miembros activos de este proyecto, distribuidos en los nidos tortugueros de Carretales, Punta Ratón, Boca de Rio Viejo, Cedeño y Punta Condega; mostrando así de manera segura lo que se puede lograr cuando cada uno de los miembros de la sociedad establecen una alianza en pro del bienestar de nada más y nada menos, que nuestro país.