prevención de accidentes eléctricos

Hablemos de medidas de prevención de accidentes eléctricos

La energía eléctrica es un recurso indispensable para el desenvolvimiento regular de la vida de un individuo; y es que ya gracias a esta, podemos garantizar el funcionamiento óptimo de cada uno de los dispositivos indispensables de nuestro hogar, oficina y zonas de recreación.

Sin embargo, pese a lo importante que este recurso es para cualquier ciudadano, es necesario tener constante conciencia de las correctas medidas de prevención de accidentes eléctricos con el fin de poder evitar la manifestación de hechos que pongan en grave peligro tanto nuestra vida, como la de nuestros seres queridos.

Tipos de amenazas y formas de prevención de accidentes eléctricos  

Por la naturaleza peculiar de la energía eléctrica, existen distintos factores de riesgo de los cuales cualquier individuo debe estar consciente al momento que maneja, o simplemente se encuentra muy cerca de conexiones o instalaciones de esta índole. Los principales tipos de accidentes son:

  • Accidentes de contacto directo: Son aquellos accidentes que se producen a través de un contacto directo entre partes activas de una instalación eléctrica. Un buen ejemplo de esto es una descarga a un individuo originada por una exposición de un cable eléctrico pelado.  
  • Accidentes de contacto indirecto: Accidentes originados en errores de aislamiento en una instalación, que su vez transmiten la corriente a un agente conductor generando una descarga en un individuo.
  • Accidentes de no contacto: Estos son los accidentes que se producen por una falla de transmisión interna en la instalación, y que a su vez dan pie a un hecho fortuito producido por dicha falla. Por ejemplo, un incendio por cortocircuito es el tipo más común de este tipo de accidente.

Ahora, pese a los diferentes tipos de riesgos presentes dentro de una instalación eléctrica, es posible garantizar la seguridad de los distintos ambientes regulares a través de la aplicación de simples y prácticas medidas de prevención. Estas son:

  1. Revise con regularidad que sus instalaciones eléctricas estén en perfecto estado y que los cables de distribución y a tierra estén colocados de forma adecuada y segura.
  2. Si planea abandonar su hogar por largos periodos de tiempo, desconecte todos los suministros de energía y evita así de esta manera que cualquier accidente de no contacto se genere dentro de la propiedad.
  3. Si detecta una falla, aunque mínima, notifique de inmediato a tu técnico de confianza.
  4. En caso de realizar reparaciones o revisiones por tu cuenta, desconecte todas las fuentes de distribución de energía con mucho tiempo de anticipación.

5 Cada vez que vaya a desenchufar cualquier artefacto, hágalo desde la base y no del cable.

Y ahora ¿Estás listo para prevenir?