Tortugas Golfinas

Lufussa 8 años de esfuerzo por la preservación de la tortuga golfina

En un acto público celebrado en las playas de Cedeño, en el departamento de Choluteca, se llevó a cabo el lanzamiento del Proyecto de Anidamiento Semi-Artificial de la Tortuga Golfina período 2016, que durante ocho años consecutivos ha sido coordinado por la Comisión de Verificación y Control Ambiental del Golfo de Fonseca (CVC-Golf) y apoyado por la empresa Lufussa, del Grupo Luz y Fuerza (GLF), el cual inicia con la declaración del período de veda de la tortuga golfina a nivel del Golfo de Fonseca.

Por 25 días continuos se prohíbe la recolección de los huevos de las tortugas para fines de comercialización para los vecinos de la zona, quienes en su mayoría se involucran en el plan de preservación que se lleva a cabo en los campamentos organizados para tal fin en las comunidades de Punta Ratón, Boca de Río Viejo, Cedeño, Carretales y Punta Condega, ubicadas en el municipio de Marcovia, Choluteca.

Nuevas crias de tortuga golfina al mar

Este año la meta es recolectar más de 40 mil huevos, los que serán captados para llevarlos a los sitios de anidamiento, luego se espera que nazcan las tortuguitas para luego liberarlas frente al mar con la finalidad que inicien su ruta normal de crecimiento, en el mes de noviembre.

Como un aporte a la conservación de las especies marinas en esta zona, durante ocho años consecutivos la empresa Lufussa ha participado activamente en esta actividad financiando la operatividad de los campamentos y entregando alimentos a los pescadores para su sostenibilidad y la de sus familias durante la temporada que dura la veda.

El Ing. Daniel Calero, coordinador de Responsabilidad Social de Lufussa, durante los actos expresó que “durante más de 20 años que tenemos de operar generando la energía que nuestro país necesita para su desarrollo al precio más bajo, la conservación del medio ambiente ha sido una de nuestras prioridades. Hemos aportado a esta causa de la conservación de la tortuga golfina más de 5 millones de lempiras y hemos sido partícipes del logro de haber liberado más de 300 mil tortugas que vienen a enriquecer la fauna marina del Golfo de Fonseca.  Agradecemos a todos y cada uno de los que se involucran en este bello proyecto, en especial a los pescadores, que son quienes sacrifican sus noches para lograr los objetivos que año a año se plantean”.

A mediados del mes de noviembre finaliza la veda y en esa fecha se hará la liberación de más de 40,000 tortugas golfinas, una especie en peligro en extinción que debemos conservar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *