Luz y Fuerza de San Lorenzo le ha otorgado a los hondureños

Lufussa: Pasión por el pueblo hondureño

Luz y Fuerza de San Lorenzo le ha otorgado a los hondureños por más de dos décadas su dedicación y esfuerzo para solventar el aumento de la demanda eléctrica y poner su parte en solucionar la crisis energética por la que pasaba el país; esa fue la razón de su creación y desde el año 1994 ha dedicado con entusiasmo y compromiso sus labores y proactividad para el desarrollo de la industria eléctrica del país. El primer proyecto alternativo y hoy consolidado en centroamérica como referente.

Pero el desarrollo de la industria no ocurre solo, ni menos de un momento a otro. Para que Lufussa llegase a ser lo que es hoy se tuvo que recorrer un largo trecho, profesionales hondureños; pero también el combustible que hace nacer todo el proceso son nuestros ciudadanos, a quien queremos entregar calidad de vida.

Nos debemos a nuestros ciudadanos

Quienes forjan el camino de desarrollo energético son nuestros profesionales y quienes han motivado nuestros esfuerzos para lograr las metas la empresa son los ciudadanos, es por eso que hay que corresponderles a ellos.. A través del trabajo como proveedora de energía, las crisis y racionamientos quedaron atrás, a consecuencia de esto el país presentó más avances, desarrollo no solo en la industria eléctrica, también en otros proyecto.

Generar energía: de esto se trata, pero como empresa que abastece una gran parte de electricidad del país sabemos que hay un déficit en la distribución, no a todas partes es posible llegar y en el presente más de la mitad de la Honduras rural no cuenta con electricidad. Para eso tenemos programas de electrificación rural, sacando provecho de las ventajas de la energía con combustibles fósiles.

Las zonas rurales son partes muy desatendidas del país, además de electricidad, los insumos para estas áreas son escasos: medicinas y alimentos incluidos, el compromiso social de Luz y Fuerza está determinado a estas partes tan desfavorecidas. Entregas de alimentos y de agua potable forman parte de nuestros programas comunitarios, además de la construcción de letrinas y cocinas ecológicas.

Calidad de vida

Que las zonas rurales gocen de electricidad les da calidad de vida, eso ya básicamente es un derecho, pero además de: también se les puede otorgar beneficios con otros programas. Luz y Fuerza de San Lorenzo es consecuente con la comunidad, reforzando sus valores con programas de educación.

Las jornadas médicas también ofrecen calidad de vida. La entrega de medicamentos también forma parte de nuestros diversos programas sociales, así mismo, se busca reforzar la salud en la zonas rurales, las brigadas médicas son esenciales y se envían especialistas para atender estas áreas menos favorecidas.

La salud y la naturaleza van de la mano y tener calidad de vida también significa convivir en un medio ambiente saludable y la empresa es sumamente considerada con ello. Los programas de reforestación están entre sus prioridades, así como implementación de maquinaria para las estaciones que emitan la menor cantidad de CO2.

Lufussa es una familia, conformada por sus trabajadores y por toda una nación que respalda y reconoce el compromiso que tenemos con Honduras, combustible que nos hace crecer y seguir trabajando para los hondureños.

La familia hondureña reconoce la dedicación de la empresa e igualmente lo hacen las instituciones y es por eso que Luz y Fuerza de San Lorenzo ha sido reconocido 3 años seguidos consecutivos por la Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial, como una empresa dedicada al altruismo y buscar el bien de los comunidad hondureña.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *