bombilla-encendida-muchas-apagadas_1232-911

¿Por qué la energía eléctrica en Honduras tiene un precio tan alto?

Desde el inicio de la modernización hondureña, dentro de la lista de costos de los servicios ofertados alrededor del país, la energía eléctrica siempre ha tomado la bandera por representar uno de los principales gastos regulares de un ciudadano hondureño.

 

Seguidamente, esta conducta fue aumentando hasta el punto de que para inicios del 2017 Honduras comenzó el año siendo el tercer país latinoamericano con la energía eléctrica más costosa de la región, pese a contar con un reciente cambio de la matriz energética.

 

Esto deja en pie la pregunta dentro de los consumidores de donde parte los altos precios de la energía eléctrica en Honduras.  

 

Energía eléctrica en honduras: Un proceso complicado y una variable histórica

Dentro de los múltiples puntos que delimitan el costo del consumo energético en una región, son las fuentes de las cuales se produce dicha corriente eléctrica.

Para el 2014 al menos un 70 por ciento de dicha energía provenía de fuentes exclusivamente fósiles, fuentes que a razón del proceso económico que involucra la adquisición y procesamiento del crudo para su producción resulta en un alto número de gastos para la empresa que se encarga de distribuir dicho servicio.

 

Seguidamente, factores de primera necesidad para él desarrollo exitoso del proceso de producción, como el transporte de la materia prima o la distribución de infraestructura necesaria para la movilización de la corriente eléctrica hasta su punto final de uso, se convirtieron gastos agregados por parte de las compañías en su época que fueron aumentando poco a poco el índice del costo de la energía.

 

De modo que, pese al pasar del tiempo y la delimitación de nuevas formas alternativas de energía dependientes de menos inversión, se mantuvo (por muchos años) una media social establecida del costo promedio de la energía eléctrica dentro del suelo hondureño.

 

¿Qué depara el futuro para el costo de la energía?

Múltiples tendencias dentro del gobierno hondureño establecen una posible reducción de los costos a futuro relacionados con el sector energético.

 

Múltiples proyectos energéticos como Llanitos, Jicatuyo, Patuca II, Patuca IIA, El Tablón y El Tornillito, orientan el sector energético a una amplia oferta para el año 2027, lo cual reducirá de manera significativa los altos costos de la energía eléctrica.  

 

Sumado a esto, la amplia colaboración estrecha entre compañías como con el gobierno hondureño garantizan una colaboración directa en estrategias de aprovechamiento de los recursos naturales lo cual, de manera directa, significará un óptimo futuro para todos los ciudadanos de nuestro país.